Inicia sesión / Regístrate
Canción actual

Title

Artist

Current show

Música 8 y media

12:00 am 11:59 pm

Current show

Música 8 y media

12:00 am 11:59 pm


Candidatos presidenciales, explorar más allá de sus personalidades.

Desde el enfoque transpersonal, queremos explorar las personalidades de estos “símbolos” que son los candidatos presidenciales del 2018.

La relevancia en este caso no es política, ni pretendemos descubrir cómo son realmente. El objetivo al explorar sus personalidades desde este enfoque psico-espiritual, nos permite jugar con luces y sombras.
En esta era, la figura de estos candidatos presidenciales que aspiran a dirigir el país, los coloca en un lugar especial dentro de nuestros roles. Proyectamos en ellos nuestras necesidades, anhelos, carencias, demonios, amores, desamores y pasiones. Por eso es que podemos explorar mucho en ellos a través de lo que muestran, e infiriendo lo que no podríamos alcanzar a ver de su esencia.

La proyección de la figura paterna.

¿Cuántas veces hemos escuchado el término “papá gobierno”?. Y es que debemos empezar por definir que un presidente es quien “se sienta al frente”. Debemos darnos cuenta de la inevitable proyección que la masa hace en esta figura de alguien proveedor, que premia y castiga, que ordena, guía, contiene, da derechos y obligaciones; cuida, pero también abandona y puede ser hasta tirano… sí, como papá.
Es una figura de respeto, ante la cual muchos se cuadran y se posicionan en un lugar inferior por la autoridad y amor-odio que puede llegar a inspirar.
La gran importancia de esto, también es nuestro papel ante los candidatos presidenciales, por ello es que el explorar sus personalidades; nos arroja una mirada nuestra, como de quienes se pelean por ver quién será su padre los próximos seis años; es algo que va más allá de la política y lo administrativo; mezclamos la víscera, el corazón y nuestro mismo sentido de supervivencia.
En transpersonal, estuvimos platicando de cada uno de ellos con el lenguaje que nos caracteriza; analizando lo que expresan y a partir de ello, lo que pudieran esconder, aclarando que no por ser uno u otro, es bueno o malo. Recordemos que en la luz y sombra de nuestras personalidades, simplemente son aspectos que se ven o no se ven… y por algo será.

De manera muy breve y respetuosa de lo personal, te dejo unos aspectos, para que puedas profundizar viendo el podcast del programa:
Margarita Zavala.

Figura sobresaliente por ser la mujer  en un rol en el que predomina la figura masculina. Una imagen sobria, tranquila, lenta, un tanto plana, estudiosa y conservadora. En el debate pudimos apreciar cierta desesperación que atropellaba sus palabras; nerviosismo latente que salió inevitablemente en un momento donde el tiempo y la presión apremiaban; una sensación de urgencia por expresarse y dejar claro que debe sobresalir.
Alguien quien detrás de tanta mesura y calma, bien podría estar ocultando la prisa, la angustia, ansiedad y nervios. El anhelo de acaparar los reflectores y la posesión de la razón; protagonizar y mandar a través de un aparente equilibrio más bien forzado o sometido al autocontrol. Ese control que termina por ser ilusorio, pues ante la tensión, la emoción le gana al intelecto. Ideal sería no reprimir su parte emocional que podría ser una gran fortaleza, sobre todo en una mujer dentro de este juego de hombres. Ella bien debiera mostrarnos lo diferente de entre los demás, y no alguien que está tratando de nadar de manera parecida a ellos, en cuestión de temperamento.
Margarita parece esconder aspectos de ella que considera puntos débiles; importa mucho el qué dirán, el no romper las reglas. Pero lo que el mundo requiere hoy, son mujeres que vayan más allá de lo que se espera de ellas. No solo aspirar a la presidencia y ser muy cultas; también mostrarle al mundo que ese universo femenino y poderoso, es en gran medida lo que requerimos para sanar.  Parece ocultar aquello que cree que no le va a servir, pero que podría ser su mayor poder.

José Antonio Meade.

Recuerden que sin el apasionamiento partidista, estamos a un nivel de personalidad. Meade inspira mucha sensibilidad, calma, tranquilidad, incluso cierta “debilidad”, un tono de energía bajo plasmado en su rostro, tono y ritmo de voz.
Alguien muy interiorizado, refugiado de pronto en ese mundo íntimo porque ahí está más seguro. Salir a las masas en el medio político claramente ha sido un gran reto para él, más que un deseo hecho realidad. Protegido en el mundo de los números, la ideología y lo académico; tanto así, que el exterior y lo masivo lo avasalla, lo rebasa. Esta personalidad un tanto retraída e introvertida, puede entrar en ataque de nervios y ser ofensivo al ver amenazado su más valioso tesoro: su estabilidad personal y su mundo interior.
Al ser sobrepasado por lo externo, el riesgo es perderse en lo que afuera le demanden, haciendo de lado o ignorando quién él realmente es, desembocando en convertirse solo en la cara o la imagen que representa ese sistema al que pertenece; pero que no lo define. Ese aparato podría incluso  convencerlo de lo que no es, y él, entrar en una gran confusión, añorando  con una gran nostalgia ese verdadero “yo” que él sabe que es, pero que metió al baúl de la sombra. Todo en un afán de no derrumbar lo que ha logrado con tanto esfuerzo, pero que, insisto, no está cómodo.

Ricardo Anaya.

Más allá de la imagen corporal y los estereotipos, en su trabajo, discurso y manera de ejecutarlo, aquí tenemos al abanderado de la escolta. Al poseedor de todas las cartas de felicitación por aprovechamiento en la escuela; diplomas de primer lugar, el jefe de grupo de todos los grados; las mejores maquetas, los mejores ensayos, los cuadernos más ordenados y los mejores reportes de conducta.
¡Suena perfecto!. Pero qué pasa cuando una personalidad así falla, es más, ¿se permite fallar?, ¿conoce esa posibilidad?. El afecto y reconocimiento de todos y su sensación de pertenencia y sentido de vida, están depositados en ser siempre el mejor y el primero. Si eso un día no ocurre, seguro representa una catástrofe existencial para alguien así que no se concibe y no se conoce más allá de ser siempre el mejor.
Debajo de eso, yace una esencia profundamente sensible, tierna, vulnerable, creativa y solitaria. Pero precisamente en esa vulnerabilidad humana, natural y llena de potencial, radica lo que para él podría ser una desventaja, un inconveniente y algo a lo que no le tiene miedo, sino pánico.  Ante eso, el riesgo es que pueda reaccionar no solo con crisis existencial, sino con intransigencia, rigidez, depresión, desilusión y aislamiento.

Andrés Manuel López Obrador.

Tal vez el más polémico y sobre quien recae el conocido “o lo amas o lo odias”.  Deja ver un lado esperanzador, prometedor, reparador del pasado, incluso redentor, altruista; interesado en los más dolidos, lastimados, afectados, olvidados y abusados. Posicionado en contra del poder que ha aplastado a los de abajo, en contra de los corruptos; mentirosos y egoístas. Hasta aquí es un idealismo casi utópico, pues muestra la posibilidad real de un giro de 180 grados.
Sin embargo, hay como en todo, una otra cara que explorar. Y nos pide no olvidar que aún así, se trata de una persona que ostenta el poder, los reflectores; la atención y la autoridad que otorga el cargo presidencial. Tanto idealismo debe tener una parte real de todo lo contrario, tal vez como víctima o verdugo de lo mismo en un pasado. Como una huella traumática que te lleva aparentemente al extremo de aquello que dices odiar; tan al extremo que termine poniéndote casi en la misma posición (los opuestos, a veces se juntan).
Por otro lado, ese manejo magistral de la masa, pero con su clara desventaja en los enfrentamientos persona a persona en los debates; nos hablan de una necesidad de cierta adoración del colectivo que pudiera cegar los aspectos técnicos, concretos y duros. Perderse en la idolatría, lo utópico y filosófico. También una personalidad que en su luz muestra tanta compasión y solidaridad; bien podría tener una gran inflexión, egolatría e intransigencia con quien esté en desacuerdo; cayendo -reitero- en algo similar a aquello que él repudia.

Jaime Rodríguez “el bronco”.

Alguien que hace honor a su apodo, aparentando ser derecho, franco, concreto; sin medias tintas, de paso firme, palabra clara, voz y presencia fuerte; sin convencionalismos ni diplomacias, pareciera ser entonces auténtico y transparente. Al mismo tiempo, estas máscaras que de todos modos suelen ser valiosas y útiles; opacan intencionalmente esa necesidad de compensar lo que no sabe hacer; bajo la creencia (tal vez cierta), de que con carácter fuerte y autenticidad, se logran los objetivos.
Alguien quien podría ser el mejor hallazgo en un encuentro social, casual, noche de copas o charla informal; proclive a “caer bien” porque se muestra cercano, paternal, protector, cautivador y fuerte. Siempre hay grandes heridas que yacen de una personalidad así, pero heridas que en vez de ser sanadas;  serían evadidas con el típico “hay que ser fuerte”, “lo emocional, sensible y delicado (femenino), es de débiles”.
Lo que pudiera tomarse como “desfachatez”, podría ocultar en la sombra; la evasión de involucrarse en lo complejo, lo emocional, lo abstracto; a lo que requiera una exploración existencial a veces necesaria.
Una necesidad de no pasar por eso y catalogar la vida entre negro y blanco, bueno y malo. ël parece preferir no entrar a la entraña y lo intelectual, lo complejo. ¿Para qué, si debemos ser prácticos? (los análisis muy estructurados dan pereza, o no los sabe hacer y además, hay rechazo a aprender a hacerlos).

En fin, hay mucho que explorar en cuanto a las personalidades de los candidatos presidenciales del 2018…

Y en nuestro enfoque transpersonal que no pretende ser clínico ni psicométrico, ofrecemos esta mirada basada en ir más allá ; partiendo de lo que muestran, para jugar con lo que por algún motivo, no se ve.
Soy Jaime, Terapeuta Transpersonal y me encuentran para terapia emocional en Condesa CDMX  al 55 1818 8187
Mi página web www.jaimelugo.com y facebook “Sanación Emocional Jaime Lugo“.
Información talleres y conferencias al 55 5430 9917
Nos encontramos en Transpersonal, todos los viernes a las 11am por 8ymedia.com
Abrazos desde el alma.
 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *



Continuar leyendo