Inicia sesión / Regístrate
Canción actual

Title

Artist

Current show

Música 8 y media

12:00 pm 7:00 pm

Current show

Música 8 y media

12:00 pm 7:00 pm


¿Cómo fortalecer el sistema inmune? y el escritor Hugo Marroquin

La alimentación es muy importante para fortalecer nuestro sistema inmune. En este programa tuve el gusto de platicar con la Doctora Jessica Pérez Ares, ella es Médico Cirujano con Maestría en Nutrición Clínica, Médico Estético especialista en Medicina Anti envejecimiento y Longevidad. Nos comenta los alimentos que nuestro cuerpo necesita para estar fuerte, los cuales comparto en este blog. También conocí al escritor colombiano Hugo Marroquin, un apasionado de las historias que vale la pena leer y conocer. Hugo comenzó su libro Los años de los amantes como  una terapia para superar una relación, una persona sencilla y con gran talento que nos comparte su incursión a las letras.

¿Cómo fortalecer el Sistema Inmune?

Los alimentos representan no solo una fuente de nutrientes para el crecimiento corporal y para el mantenimiento de funciones esenciales, sino que también incluyen componentes dietéticos que se comportan como antígenos. (Un antígeno es una sustancia que desencadena la formación de anticuerpos y puede causar una respuesta inmunitaria)

La alimentación es la piedra angular del sistema inmunológico, ya que éste depende totalmente de una toma óptima de vitaminas y minerales. De hecho, la carencia de estos nutrientes suprime la inmunidad.

El sistema inmune no depende de ningún alimento especial, sino de una buena dieta general. No obstante, sí que hay micronutrientes especialmente relevantes, destacando entre ellos las vitaminas A, C y D, y los minerales zinc y selenio.

Si se producen síntomas como cansancio, frío e infecciones repetidas pueden ser señal de que el sistema inmunitario no está en su estado óptimo, síntomas que tienen relación con un cuerpo demasiado intoxicado a causa de una mala alimentación y unos malos hábitos.

Nutrientes relevantes para el sistema inmune:

Vitamina A: Juega un papel fundamental en la modulación de la respuesta inmune, esencial en la función de las células T reguladoras, los linfocitos B y la producción de anticuerpos.

La podemos encontrar en:  huevo (yema), espinacas, kale, zanahorias o boniato. Aunque los vegetales son buenas fuentes de betacarotenos, nuestro cuerpo debe convertir en vitamina A animal (retinol) antes de poderla utilizar y la eficiencia de esta conversión depende de nuestros genes.

Vitamina C: Participa también en múltiples funciones del sistema inmune, pero si comes suficientes frutas y verduras no deberías tener ninguna deficiencia.
La podemos encontrar en: cítricos, frutos rojos, melón, mango, crucíferas, verduras de hoja, pimiento, tomate.

Vitamina D: Merece especial atención por su estrecha relación tanto con el sistema inmune innato como el adquirido. En este sentido, déficits de vitamina D se asocian a mayor riesgo de infección y enfermedades autoinmunes, mientras que la suplementación de vitamina D ha demostrado mitigar síntomas de algunas enfermedades autoinmunes, como esclerosis múltiple.

La podemos encontrar en: luz solar, queso, huevos (yema), champiñones.

Selenio: Es necesario para producir selenoproteínas, agentes importantes en la respuesta inmune e inflamatoria, además de mejorar la actividad de las células ‘asesinas naturales.
La podemos encontrar en:  nueces de Brasil, piñones, huevo, cereales integrales, verduras, ajo, champiñones.

Zinc: Participa en múltiples procesos del sistema inmunológico y su deficiencia aumenta la susceptibilidad a distintos patógenos.
La podemos encontrar en:  nueces, cereales integrales, legumbres, levadura.

Otros alimentos para reforzar tus defensas

Más allá de los nutrientes, determinados alimentos han demostrado beneficios en nuestras defensas:

Brócoli: ciertos compuestos del brócoli, como el sulforafano, mejoran la respuesta del sistema inmune.

Hierbas y especias: El ajo, la cúrcuma y el jengibre aportan compuestos que modulan el sistema inmune y la inflamación.
La equinácea: conocida como el antibiótico natural, ha demostrado reforzar la inmunidad de las mucosas, previniendo infecciones.
Té verde: a través de uno de sus compuestos (catequinas) fortalece el sistema inmune.
Setas: concretamente el shiitake y el reishi son los hongos más estudiados por su papel inmunomodulador.

Hábitos de vida y sistema inmune

Los hábitos de vida determinan en un 75% la función de tus defensas. Lo ha demostrado una reciente investigación del Instituto Whitehead para la Investigación Biomédica de Cambridge en Estados Unidos.

Actividad física: niveles moderados de actividad física fortalecen el sistema inmune y reducen el riesgo de infección (18).
Descanso: estudios recientes demuestran su importancia en la respuesta del sistema inmune, evidenciando que desajustes del ritmo circadiano dañan nuestras defensas.

Enemigos de la inmunidad y la microbiota

Comida industrial. Nuestros genes no están bien adaptados a la comida moderna, y de hecho, nuestras bacterias tampoco. Algunos aditivos alimentarios son tan recientes y artificiales que perjudican la integridad intestinal y, consecuentemente nuestro sistema inmunológico.

Exceso de medicación. Los antibióticos, en su justa medida, salvan muchas vidas, pero también empeoran la salud de muchas personas al perjudicar la microbiota (matan bacterias malas y buenas). Y más allá de los antibióticos, los antiinflamatorios, como el ibuprofeno dañan esta barrera intestinal defensiva.

Estrés y desajustes circadianos. El estrés sostenido tiene un efecto negativo en la flora intestinal , y el desajuste de los ritmos circadianos favorece también la permeabilidad intestinal.

Contaminación y toxicidad. Estamos expuestos a multitud de productos químicos nuevos creados por el hombre, desde emulsionantes a BPAs de muchos envases, que alteran nuestra microbiota.

HUGO MARROQUIN

 

Un viaje por los oscuros pasajes de la pérdida del amor, del dolor, el miedo a enamorarse de nuevo, pero, sobre todo, del amor propio.

Un hombre termina la relación con su novio, quien tres días después desaparece. Ahora hay un extraño habitando su departamento y sus intenciones parecen esconder los más crueles deseos. ¿Quién es este intruso? ¿Qué busca? ¿De qué es capaz?

Los años de los amantes es el recuento de la historia de amor entre dos hombres y cómo termina siete años después, descubriendo el lado oscuro de la pareja.

Un relato en el que el protagonista se enfrenta al despojo de su hogar, al recuento del pasado de su pareja y un choque consigo mismo en el que busca un camino para reconstruirse y poder volver a enamorarse sin miedo.

 

 

Jessica Pérez Ares | Médico Cirujano y Estético

 

 

 

 

Hugo Marroquin | Escritor

Instagram:@hugomarroquin__
Twitter: @hugomarroquin_

Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *