Inicia sesión / Regístrate
Canción actual

Title

Artist

Current show

Música 8 y media

12:00 am 11:59 pm

Current show

Música 8 y media

12:00 am 11:59 pm


ENERGÍA O FIGURA MATERNA SOFOCANTE

La energía materna es contenedora, nutritiva, protectora, pero también puede ser sofocante…

Hablamos en términos de energía, porque lo materno es una conducta que se puede expresar no solo en las mujeres como género; sino en cualquier persona que tenga incrustada esa forma de conducirse con los otros.
Una madre puede o no expresar sanamente su energía materna; pero también una persona que haya aprendido a conducirse así por aprendizaje o condicionamiento.
Tan solo de pensar en el vientre materno gestando un nuevo ser; nos vienen imágenes de seguridad, comodidad, calidez o acogimiento. Pero llevado a un extremo, esa atmósfera contendora se extiende hasta cuando salimos de su cuerpo; y podría continuar abrazándonos (y abrasándonos) aún de adultos.
En “Transpersonal” platiqué con ustedes de estas experiencias; en las que el cuidado tiene una línea muy delgada con la sobreprotección; la atención se vuelve agobio; la guía se convierte en control, y los vínculos en codependencia.

Las repercusiones

Seguro conocemos casos o hemos vivido momentos; en los que nos descubrimos incapaces de tomar decisiones constantemente, no sabemos cómo cuidar de nosotros mismos; en búsqueda permanente de parejas que nos arropen maternalmente o hasta trastornos alimenticios.
Los anteriores son solo unos ejemplos y (muy generales), de circunstancias probables.
Las confusiones vienen cuando la energía materna en vez de abastecer y guiar; más bien orilla a que los hijos hagan lo que ella necesita.
Cuando una instrucción como “ponte el suéter”, más que por cuidar; es por temor a que se le señale como mala madre.
Cuando los hijos “son motivos por los cuales hay peleas con la pareja”; cuando esos hijos más que emprender la búsqueda de su propio camino; pareciera que están al servicio de que esa energía materna no se vea desvalorizada o menospreciada.
Tenemos muchos más ejemplos que fuimos abordando en el programa en vivo:
Una energía o figura materna sofocante puede venir de la misma madre, pero también de un padre: de una hermana a sus hermanos; entre parejas; de una abuela hacia el resto del sistema familiar…
Es la excesiva contención temerosa y controladora de algo cuyos hijos reales o simbólicos, no son responsables, pero sí herederos; se convierte en un caudal de emociones complejo de manejar y fácil de evadir o resistir.
Muchos casos hay en mi consultorio con adultos que se resisten al fracaso de sus relaciones con la pareja, el dinero, la autonomía o la profesión; por no saber de dónde viene esa energía que les susurra inconscientemente:
“Si tomas tu posición definida en este mundo, serás tan independiente, que cortarás dolorosamente el cordón umbilical que he tejido con tanto amor entre tú y yo. Y eso me haría mucho daño y seguro tú no quieres verme mal. Pero hazlo…a fin de cuentas ya veré yo cómo salgo adelante sola y devastada… te amo”.
Atentamente: Tu energía materna sofocante
Esto y mucho más platicamos en vivo y te invito a ver el poscast de Transpersonal donde podrás encontrar este y otros temas.
Soy Jaime Lugo, Terapeuta Emocional y me encuentro en la colonia Condesa, Ciudad de México.
Mi página web: www.jaimelugo.com
Facebook: Terapia Emocional Jaime Lugo
Citas: correo: jaimelugomx@gmail.com


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *