Inicia sesión / Regístrate
Canción actual

Title

Artist


¿Quién tiene más peso el corazón o el cerebro?

¿Quién tiene más peso el corazón o el cerebro? Cuando hablamos de los sentidos, generalmente pensamos en los cinco dedicados a la percepción del mundo exterior, es decir, vista, oído, olfato, gusto y tacto. Gracias a ellos percibimos imágenes, sonidos, olores y feromonas, sabores, temperatura y contacto físico.
Sin embargo, a menudo no nos fijamos en un detalle importante. También podemos percibir nuestro interior. Notamos dolores de cabeza, náuseas, picores internos, el ritmo cardíaco o dolores musculares. Y ello es atribuible a otro sentido: la interocepción ¿qué es la interocepción? Es percepción del estado interno del organismo, aportando información sobre el funcionamiento o disfunción de las vísceras y órganos internos. Se trata de un sentido que nos ayuda a mantener la homeóstasis o equilibrio corporal.
Aunque frecuentemente poco valorada, la interocepción es algo vital para la supervivencia: gracias a ella podemos percibir que estamos heridos, que algo no va bien en nuestro organismo, que necesitamos un mayor aporte de oxígeno o que necesitamos beber agua o comer. A veces es separada de la interocepción, la percepción del dolor o nocicepción también estaría incluida dentro de la capacidad de detectar los cambios en el equilibrio corporal.
Generalmente se piensa en la interocepción como algo meramente fisiológico, lo cierto es que se encuentra en gran medida ligado con la experimentación de las emociones. Por ejemplo, no es fácil determinar si sentimos asco si la emoción de desagrado no va acompañada de sensaciones de tipo gástrico. Y ello es importante a la hora de poder autogestionar nuestras emociones y conducta dependiendo de la situación que vivamos y lo que despierte en nuestro organismo. También se relaciona con la percepción de uno mismo.
El sentido de la interocepción se extiende a casi todo el conjunto de órganos y tejidos del organismo. Sin embargo, el papel de dicho sentido se ha explorado más a menudo en algunos sistemas corporales concretos.

  • Sistema cardiovascular: El sistema que más atención ha recibido en la investigación. En este sentido, la información interoceptiva nos permite tener sensaciones de tipo cardíaco tales como la frecuencia o aceleración del corazón, o los niveles de presión sanguínea. Se trata de informaciones que permiten por ejemplo darnos cuenta de que estamos sufriendo un infarto, o de que se nos acelera el pulso. La percepción de alteraciones en este sistema se basa principalmente en la acción del corazón, enviándole información a receptores somatosensoriales del tórax. A nivel cerebral se especula que el hemisferio derecho puede estar más relacionado al procesamiento consciente de la información cardiaca, pero las investigaciones realizadas no han reflejado la existencia de datos concluyentes al respecto.
  • Sistema gastrointestinal: Movimiento, distensión, temperatura o incluso quimiorecepción son algunas de las sensaciones vinculadas a la interocepción del tubo digestivo. Aunque mucha de la información que se procesa en este sistema suele ser consciente, se ha observado que algunas estimulaciones pequeñas pueden no generar percepción consciente.

 

Funciones principales de la ínsula

Para esto la ínsula influye en una gran cantidad de procesos básicos y superiores (relacionados con pensamiento abstracto y toma de decisiones), y es un elemento de gran importancia para el correcto funcionamiento e incluso la supervivencia del organismo
1. Percepción del gusto y olfato
El sentido del gusto tiene su principal área sensorial primaria en el extremo inferior de la ínsula y en la corteza parietal. Es en este punto donde la información gustativa se hace consciente, apareciendo como una experiencia privada y subjetiva pero relacionada con los elementos del entorno que saboreamos. También se ha observado que la ínsula participa en la percepción del olfato, si bien este sentido tiende a tener una red neuronal dispersa a lo largo del encéfalo.
2. Control visceral y somatopercepción
La ínsula también tiene un importante papel en la regulación de las vísceras y órganos. Concretamente se ha observado que su manipulación experimental produce importantes variaciones en la presión arterial y la frecuencia cardíaca. También participa en las sensaciones provenientes del sistema digestivo, participando asimismo en la gestión de este sistema y del sistema respiratorio.
3. Función vestibular
La función vestibular, la cual hace referencia al equilibrio corporal y al control del cuerpo en relación al espacio, también presenta aferencias a la región insular, siendo un núcleo relevante en su percepción consciente. Así pues, gracias a la ínsula una persona sana es capaz de saber qué posición ocupa en todo momento cada una de las principales partes de su cuerpo.
4. Integración información emocional y perceptiva
La ínsula, como se ha mencionado con anterioridad, actúa como zona de asociación entre muy diferentes observaciones, especialmente en lo que se refiere a la asociación entre percepción y emoción. Gracias en parte a esta región cerebral aprendemos de nuestras experiencias, ya que vinculamos sensaciones subjetivas agradables o desagradables a aquello que hacemos y decimos y, de ese modo, vamos asociando comportamientos a consecuencias a través de lo que percibimos.
5. Implicación en adicciones: deseos
Debido a su relación y sus conexiones con el sistema límbico, se ha explorado la vinculación de la ínsula con el sistema de recompensa cerebral. Las investigaciones realizadas han reflejado que esta estructura interviene en los procesos de adicción a ciertas drogas, contribuyendo a mantener la conducta adictiva.
Esta relación se debe a la implicación de la región insular con la integración entre emoción y cognición, estando implicada especialmente en el fenómeno del craving o intenso deseo de consumo.
6. Empatía y reconocimiento emocional
Antes hemos visto que la ínsula tiene grandes conexiones con el sistema límbico. En este aspecto, recientes investigaciones han indicado que esta región de la corteza cerebral presenta un papel clave en la capacidad de reconocimiento de emociones y de la empatía. Así, se ha manifestado que aquellos individuos sin ínsula presentan un reconocimiento mucho menor, especialmente en lo que respecta a las emociones de alegría y sorpresa, así como de dolor. De hecho se ha planteado que los déficits encontrados son muy semejantes a algunos casos de autismo, trastorno límite de la personalidad y problemas de conducta, con lo que se podrían realizar investigaciones con respecto al funcionamiento de esta zona cerebral en determinados trastornos.

“Un buen cerebro y un buen corazón son una combinación formidable” Nelson Mandela

Por otra parte el corazón sirve para dar cantidad de vida y el cerebro sirve para dar calidad de vida y a mayor educación eres más capaz de controlar y dominar al mundo que te rodea, si carecemos de información y educación, el mundo te dominará, es decir que la educación es muy importante para la autoestima, cuanto más sabemos tendremos más control sobre lo que deseamos para nosotros de manera positiva, además del autoconocimiento.

El cerebro funciona para tener mejor calidad de vida, para poder hablar de esto el esfuerzo es mental y lo que debemos hacer es tomar una decisión de “me voy a cuidar” porque me amo lo suficiente, y esta es la autoestima que les mencionaba. Cuando te decides a tomar cuidado de los factores de riesgo, mucha gente dice que prefiere tomar un remedio casero, sencillo y hasta “milagroso” como el ajo y el chocolate amargo porque protegen a nuestro corazón pero por otro lado, decidimos por ejemplo ser un poco más activos y salimos a correr 2 km, de tres días de la semana y tomar del refrigerador lo primero que veo al regresar a casa ¿entonces qué sentido tiene hacer una u otra cosa si no lo tomamos como un conjunto para obtener un resultado?

Realmente me quiero enfocar a algo  muy distinto, es decir,  si queremos hablar de salud hay que tomar conciencia de todos los factores de riesgo que nos rodean y realmente comprometernos a tener los cuidados y atenciones suficientes, esto es una decisión personal.

Existen siete factores que son la causa del infarto al corazón y del infarto cerebral que actualmente son la causa de mortalidad de un 75% de los pacientes, de los siete hay dos mecánicos: la presión arterial alta y la obesidad, dos químicos, uno es el colesterol elevado y el otro es la diabetes, se refiere como azúcar elevado en sangre, y hay tres factores de conducta: si tienes el hábito de fumar o no, si haces ejercicio o no, y comer mal ya que comer más no es como tal obesidad, significa consumir grasa, sal, azúcar, no establecer horarios o realizar largos periodos de ayuno.

En temas de salud, puedes cambiar tu vida de forma sostenible, pero esto no se consigue solo; los adultos no cambiamos individualmente, sino que lo debes compartir con otras personas, aquellas que están a tu alrededor, tú sólo no puedes lograr el cambio total, se debe involucrar al resto, pueden ser familiares, personas de tu comunidad, de grupos sociales, de trabajo o amistades. Ya que el adulto interesantemente necesita de adultos para funcionar, lo primero que tenemos que hacer es hablar en positivo se trata de promover la salud más que prevenir la enfermedad, por lo que resulta algo psicológico que tiene mucho mayor impacto al promover lo que es bueno es importante para el adulto.

En el caso de los niños de tres a seis años se refleja de la manera en que le explicas el funcionamiento de su propio cuerpo, en esta edad se percibe a los pequeños como “esponjas” de manera que es muy importante conocer cómo es tu cuerpo, cuántos órganos tienes, para que sirven, para que sirven sus sistemas, cuáles son las fortalezas y debilidades de cada uno y cómo funcionas tú mismo, para esto es imprescindible la educación en el aspecto de alimentación, educación física, involucrarnos en los deportes, habilidades y aprender a educar así como controlar las emociones, sentimientos y aprender a expresarlos.

En la mayoría de las ocasiones esto funciona cuando estás frente a tu sociedad donde puedes ir de la mano con alguien que pelea la misma batalla o busca la misma meta que tu, para que en un futuro cada uno, en caso de los niños, la adolescencia resulta compleja en la toma de decisiones pero es básico que aprenda decir no a lo que hace daño como el alcohol, el tabaco, las drogas y los excesos, esto funciona para dar una cantidad de vida, y en caso de los adultos seamos persistentes para notar los beneficios de cuidar nuestra salud.

4 T (Maduración personal)
  • Tiempo a reflexionar en prioridades
  • Talento
  • Transmitir positividad
  • Tutoría
4 A (Cómo ayudas al mundo)
  • Actitud positiva
  • Aceptar quien eres
  • Autenticidad
  • Altruismo

¡Conecta con tu cuerpo y escucha sus necesidades!

Nuestro cuerpo habla, es importante aprender a escucharlo y lograr entender qué es lo que nos demanda en momentos donde nuestras emociones dominan, signos y síntomas  se presentan o tenemos celebraciones de temporada en relación a nuestra persona pero también a la sociedad.

¡No dejes pasar más tiempo! Nuestra salud se refleja en el humor y en nuestra imagen

¡Ámate, y empieza hoy mismo! Y sígueme en mis redes sociales

 
Facebook
Instagram
Twitter


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *