Inicia sesión / Regístrate
Canción actual

Title

Artist


¿Te llenarás de amor esta temporada?

El amor es la fuerza que nos impulsa para hacer las cosas bien, por eso es considerado un valor que tiene muy clara la diferencia entre el bien y el mal. Es un sentimiento moral, pues nos induce a actuar bien en nuestra vida y con las personas que amamos. Además, nos lleva a tener una vida plena de paz, tranquilidad y alegría, por consecuencia, de bienestar con nosotros mismos.
Hablar de amor propio, con total referencia a la aceptación, el respeto, las percepciones, el valor, los pensamientos positivos y las consideraciones que tenemos hacia nosotros mismos, es un sentimiento que debemos ser capaces de reconocer y que quienes nos rodean deben poder apreciar.

El amor es uno de los valores fundamentales que nos permiten desarrollarnos en el mundo. Por muy cliché que pueda parecer, si hubiese y nos mostráramos más amor los unos a los otros muchos de los problemas que hoy nos aquejan como colectividad podrían ser superados, pero preferimos encerrarnos en nosotros mismos y lo que nos conviene, sin pararnos a pensar si le hacemos daño a alguien.

Existen muchas razones por las que puede ocurrir este comportamiento, quizá por falta de valores en los que se encuentran la compasión, empatía, solidaridad o también por falta de amor propio. Recordemos que el centro de la sociedad es la familia ¿cómo nos encontramos con nuestra herencia genética?
Una de las claves que necesitas para triunfar en la vida y lograr cada una de las cosas que te propones es creer en ti mismo, pero si no te amas ni tienes una percepción positiva de ti mismo, va a ser muy difícil que puedas creer en tus capacidades. Esto irremediablemente agrega más dificultades a tu vida. Existen causas por las que muchas personas carecen de un nivel de amor propio adecuado pueden ser muchas y las consecuencias negativas a lo largo de la vida.
Llénate de amor propio esta temporada. Responde y analiza las causas
  • ¿Te permites equivocarte y seguir adelante, sin reproches?
  • ¿Notas un mejoramiento en tus relaciones?
  • ¿Te alejas de aquello que no es saludable para tu salud física o mental?
  • ¿Cuidas más de ti mismo?
  • ¿Celebras tus logros?
  • ¿Sientes más seguridad en ti mismo, y por ende la demuestras a quienes están a tu alrededor?
  • ¿Eres feliz?
  • ¿Tienes más pensamientos positivos, los que te llevan a actuar en base a los mismos?
Debo decirte que cuando estás seguro, no importa lo que otros digan acerca de ti, sabemos que a las personas les encanta hablar y eso no podrás evitarlo, pero lo que sí podrás evitar es el efecto que pueden tener sobre ti dichas palabras. No importa las cosas negativas que digan otros acerca de ti, importa lo que tú pienses de ti mismo. Ten presente que no vemos las cosas como son, vemos las cosas como somos nosotros, así que no te dejes llevar por la percepción mala que pueda tener alguien de ti, ya que eso puede ser solo una muestra de cómo se ve a sí mismo. Tu valor no viene dado por las opiniones de otras personas, todos tenemos una gran valía, solo que muchos no le hacen honor a la misma.
Tampoco esperes a que otros te amen para amarte, aunque las personas de las que nos rodeamos especialmente durante la infancia, influye en nuestra autoestima, no podemos dejar que ese sea el único criterio y establecer como base para nuestro amor propio y logre mantenerse en niveles saludables. Si no te amas a ti mismo primero, será más fácil para otros poner en duda tu valor.
Por cruel que suene, las personas tóxicas que además tienen baja autoestima, prefieren a aquellos que cuentan con poco amor propio para aprovecharse de ellos. Si tienes a tu alrededor a personas que irradian energía negativa, solo resaltan tus debilidades y no te hacen sentir bien contigo mismo, aprende a identificar si se trata de alguien tóxico. Si justo como los memes (En caso de toxicidad, corte el vínculo)
Cuando tienes amor propio, tu comportamiento lo va a reflejar. Tendrás una mayor seguridad en ti mismo, lo que te ganará respeto, admiración y que llegues justo a donde quieres llegar en cualquier área que te propongas, es por eso que cuidar lo que comemos, prestando atención a nuestras elecciones y buscando comer lo que es bueno para nosotros, es una hermosa demostración de amor propio.
Los invito a práctica el amor propio, ya que no es una frase, es una forma de vida. Con esto quiero decir que es algo en lo que se debe trabajar todos los días con pequeñas acciones que lo fortalecen. El amor propio es algo por lo que te riges, ya que te limita de hacer muchas cosas que son perjudiciales para tu salud, pero a la vez te impulsa a arriesgarte para alcanzar aquello de lo que eres capaz.
La comida opera como un sustituto del amor y la conexión, porque a nivel bioquímico/psicológico provee sensaciones similares a las de la intimidad compartida. No obstante, la comida sólo es comida, no es un abrazo, ni un beso, ni una palabra de aliento, ni esa compañía oportuna. Así que es imperativo que aprendamos a reconocer cuando la comida está sustituyendo esos “afectos” que no encontramos a nuestro alrededor y trabajemos para ajustar ese tipo de comportamiento.
El amor propio se alimenta de pensamientos positivos acerca de ti y lo que representas, de la importancia que tienes, del cuidado que le brindas a tu cuerpo y a tu mente, de las cosas a las que te expones, entre muchas otras cosas ¿Qué haces tú para demostrar el amor que tienes por ti mismo?
Para la mayoría, tomar la decisión de hacer una “dieta” está motivada por la aspiración de alcanzar un idea de apariencia que no siempre real y alcanzable, si lo enfocamos en una meta a corto plazo, generalmente para algunos podría significar más afecto de esa persona que amamos como tu pareja, padres o simplemente por agradar a alguien más.
El amor propio logra que te aceptes tal y como eres, creeme todos tenemos debilidades y fortalezas, eso es lo que nos moldea hasta llegar a lo que somos en cada punto de nuestras vidas y el amor propio es vital para que podamos aceptar todo eso que somos, incluso con nuestras fallas. Nadie es perfecto, dejemos de idealizar.
La comida que por su esencia no es la más saludable, especialmente la rica en grasas y azúcares logra activar la producción de endorfinas y dopamina. Las primeras, disminuyen el dolor físico y emocional, ayudando a aliviar la sensación de tristeza al no alcanzar las metas y la segunda, nos brinda una sensación de bienestar momentáneo y activa las ganas de comer más, lo que comienza un circulo vicioso que puede tomarnos mucho tiempo en reconocer y dejar.
Es importante que puedas comprender que para establecer una relación con otra persona, primero se necesita establecer una buena relación contigo mismo. Si no vives en armonía con lo que tienes y con quién eres, si no es capaz de amarte a ti mismo, difícilmente encontrarás paz y amor en el otro.
Antes de buscar un “TE AMO” aprender a decir “ME AMO” porque lo vales. Esto no quiere decir que no debas trabajar en mejorar las áreas con las que no te sientes contento, por supuesto que debes hacerlo, sin embargo, ese no debe ser una excusa para no amarte como te lo mereces. Ten presente que el amor propio es incondicional, por lo que debe existir tanto en las buenas como en las malas, porque eso es lo que harás que puedas salir de esas situaciones negativas.

Si acabas de descubrir que tienes una relación poco saludable con la comida y que las dietas siempre han sido tu válvula de escape, te sugiero que busques ayuda profesional y trabajes en la sanación y el restablecimiento de una relación amigable sin ser dependiente con ella. Algunos especialistas sugieren escribir una carta dirigida a esa “dieta” que te mantiene cautiva o a esa “relación con la comida” que recién descubres, ha estado enmascarando carencias afectivas del pasado.
Sé lo más sincero posible, ten en cuenta que nadie va a juzgar y trabaja para evitar la autocrítica que muchas veces es nuestro peor enemigo. Puedo comprender que ahora no te sientas a gusto con lo que ves en el espejo, puedes sentir frustración de no poder alcanzar “la meta” y nuestro cuerpo responde en ocasiones con una furia que simplemente no puede contener.
Con todo esto se generan las enfermedades, así que cuidado con el enfoque y duración de nuestras emociones. Es válido sentirte triste pero debe tener un final y lograr soltar para que avancemos en ese preciso instante, al soltar, también permites darte la oportunidad de ver lo que necesitas, como darte cuenta que debemos hacer ajustes y por sobre todo, reconstruir mi relación conmigo.
Con el tiempo, aprenderás a querer comer lo que es bueno para ti y también salir, convivir y disfrutar de un rico postre en compañía de mis amigos o tu familia, todo esto también es bueno. Así que disfruta cada bocado a la vez, sin ideales inalcanzables y con la certeza de saber que quienes me quieren lo hacen por como soy y no por cómo me veo, eso con los años, pasa a segundo plano. Regálate salud ésta temporada.
¡Llénate de amor propio esta Navidad, cuida tu alimentación, mantén el balance en todo momento y deseo que tengas felices fiestas!
 
Sígueme en redes sociales para más tips:
Facebook
Instagram
Twitter


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *