Inicia sesión / Regístrate
Canción actual

Title

Artist

Current show

Música 8 y media

12:00 am 6:00 pm

Current show

Música 8 y media

12:00 am 6:00 pm


Terapia asistida con perros : Efectos de los caninos en nuestras emociones

El Mejor Amigo del Hombre Ayuda a Sanar Nuestras Emociones

Los perros son los mejores amigos del hombre, son los mejores compañeros ¿No creen? Hemos utilizado a los perros como pastores en el campo, como guardianes en nuestras propiedades, como cazadores en el bosque y también como animales de servicio para apoyar a las personas indigentes. Seguro todos han oído hablar de los perros lazarillo, pero no mucha gente conoce los beneficios de los caninos en procesos terapéuticos es decir para tratar problemas emocionales o psicológicos. Hablamos de la terapia asistida con perros.

Un poco de historia

La terapia asistida con perros se remonta al antiguo Egipto. En esa época los perros se utilizaban como ofrendas para Anubis que fue el Dios de la muerte. Seguro han visto la imagen de Anubis en alguna película, es un guerrero con cuerpo humano y cabeza de perro. En esa época no sólo se utilizaban los perros como ofrendas si no también durante las prácticas de sanción. Se creía que si tenías alguna cortada o lesión y un perro te lamía te podría ayudar a curar tu herida. Algunos dicen que la saliva de los perros contiene propiedades antibacterianas y antivirales que pueden promover la curación. Afortunadamente ya tenemos a la medicina moderna para resolver ese tipo de problemas. Hoy en día los perros no sólo son útiles para acompañarnos y hacerlos parte de nuestra familia, si no que también se utilizan para sanar nuestro interior.
En los 60´s Boris Levinson un psicólogo especializado en niños, se encontraba dando terapia a un joven cuando sin querer su perro Jingles entró a la sesión. En ese momento se dio cuenta que la presencia de su perro durante sus sesiones terapéuticas hacían que estas fueran mucho más productivas. Levinson fue el primero en recopilar datos sobre la terapia asistida con perros. Se dice que también Freud tenía a su Chow Chow llamado Jofi siempre en su oficina y durante las consultas ya que notaba que las defensas de os pacientes disminuían.

¿Entonces qué es la terapia asistida con perros?

En la terapia asistida con perros, los caninos se utilizan como facilitadores durante el proceso terapéutico para construir un ambiente de confianza entre el cliente y el terapeuta, creando una atmósfera más relajada y cómoda para el paciente. Las terapias asistidas con animales (TAA) en general están diseñadas para mejorar el funcionamiento cognitivo, físico, social y emocional de un paciente, con objetivos específicos y delimitados en el tiempo , utilizando animales entrenados para este fin. Puede ser grupal o individual.
Estas terapias forman parte de una gama de intervenciones para el bienestar asistidas por animales y que la asociación norteamericana de medicina veterinaria clasifica en cuatro clases:

  1. La terapia asistida con perros que acabamos de describir
  2. Las actividades asistidas por animales: que básicamente se trata de llevar animales de compañía y dar una plática para instruir sobre sus cuidados para promover la motivación, recreación o calidad de vida de las personas en lugares que pueden necesitarlo (p.ej. personas en casas para la tercera edad).
  3. Educación asistida por animales: son intervenciones estructuradas donde se emplean animales con fines académicos específicos y que son planeadas e implementadas por profesionales de la educación.
  4. Residencias animales: cuando un animal vive ya en algún centro de salud o asistencia, es cuidado y entrenado por personal del lugar, y se le incluye en diversas actividades asistidas, sesiones de terapia o fines educativos.

La terapia asistida con perros, se utiliza para tratar problemas del espectro autista, dificultades médicas (como el tratamiento del dolor, la demencia en ancianos o la recuperación hospitalaria) , problemas de conducta (adolescentes en situación de riesgo) y bienestar emocional (problemas de depresión, ansiedad o esquizofrenia).
 

¿Por qué la compañía de los animales nos hace sentir bien?

Se cree que desde que los perros y los humanos hemos aprendido a coexistir a través de un proceso de evolución compartida basado en la necesidad mutua de refugio, protección y alimento. Se ha observado que los perros cuentan con ciertas habilidades para socializar con humanos, por ejemplo, incluso los cachorritos miran a los humanos a la cara cuando se les habla, aprenden cuando se les señalan cosas o buscan a los humanos para que les den caricias o les ayuden a resolver problemas (encontrar comida). Sus ancestros los lobos no tienen estas habilidades (pueden aprenderlas, pero sólo después de convivir con humanos mucho tiempo).
Esta capacidad de “conectar” entre perros y humanos se explica porque cuando convivimos juntos, tanto ellos como nosotros liberamos en el cerebro una hormona llamada “oxitocina” que sabemos es algo así como el “fijador cerebral” de vínculos afectivos; junto con otros químicos relacionados con la conexión emocional como endorfinas, prolactina y dopamina. Este reflejo químico perro-humano también es similar al que se observa entre una madre e hijo. Eso quiere decir que tanto ellos como nosotros, establecemos a nivel muy básico una conexión social-emocional.

¿Qué tan efectiva es la terapia asistida por animales según la ciencia?

Aunque existe mucha investigación sobre el tema, entre 1990 y 2014 solamente se han hecho 6 experimentos sobre terapias asistidas con perros en donde se compara qué tan efectiva es con respecto a otras alternativas terapéuticas para mejorar la salud mental y calidad de vida de pacientes con trastornos de salud mental y de conducta.
Todos los estudios encontraron mejoras en la salud de los pacientes que recibieron terapia con perros. Las personas que no recibieron la terapia también mejoraron en la mayoría de los estudios, por lo que no hay motivos para decir que es más efectiva que el tratamiento regular.
Se puede recomendar como una forma complementaria que aumenta los beneficios de la terapia regular de pacientes con trastornos mentales graves, mejorando su calidad de vida, capacidad de socialización, estado de ánimo y disminuyendo la sensación de aislamiento.
Finalmente, es obvio reconocer que estas intervenciones pueden no servir en personas que les tengan miedo a los perros.
 
 


Opiniones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados con *